Follow by Email

viernes, 23 de octubre de 2009

Asegurando una generacion alfabetizada


Asegurando una generacion lectora para el siglo XXI
Autor: Migna Ortiz Villalobos martes, 28 de octubre de 2008

Es sumamente importante que el estudiante pueda entender y recordar lo que aprende. En la medida en la que el estudiante recuerde, podrá evidenciar cuánto ha aprendido de un tema o de una destreza en específico. El recordar garantiza, por ejemplo, que el alumno pueda incorporar a la competencia lingüística del diario vivir el vocabulario aprendido.

Es vital, en el caso de la lectura, que el estudiante se concentre en lo que está leyendo. Definitivamente no es posible leer bien si se está distraído en otras cosas. Siempre se ha recomendado seleccionar un lugar tranquilo, donde no surjan interrupciones, y donde el estudiante pueda deleitarse en el proceso mismo de la lectura. La buena concentración dependerá de la habilidad que se desarrolle para controlar y dirigir la atención hacia lo que se está leyendo. Si el estudiante trata de escuchar radio o de ver televisión mientras lee es muy probable que no pueda concentrarse en la lectura, por sencilla que esta pueda ser.

Una de las mejores técnicas para recordar lo que se lee, consiste en ejercitar la memoria. Existen algunas técnicas que podríamos sugerirles a nuestros estudiantes para ayudarlos a ejercitar y mejorar sus memorias. Entre ellas, podríamos señalar:

1. Leer y luego explicar en síntesis lo leído.

2. Subrayar en el texto todas las palabras claves.

3. Asumir una actitud positiva a la hora de leer. Es decir, no expresar que no lograrán terminar la lectura o que no recordarán nada.

4. Realizar, por lo menos, tres lecturas de lo que se quiere estudiar y aprender:

a) Primera lectura: Lectura rápida del texto.

b) Segunda lectura: Lectura más lenta, subrayando las palabras claves.

c) Tercera lectura: Lectura oral, haciendo pausas para explicar brevemente todo lo aprendido.

5. Buscar el significado de las palabras que no se entiendan en el texto leído. Es importante tratar de definir las palabras según el contexto de la oración.

Recordemos que si se fomenta la lectura en la sala de clases estaremos asegurando una generación de lectores exitosos y triunfadores en sus carreras profesionales y académicas. Fomentar la buena lectura es abrir una ventana hacia un futuro brillante y lleno de grandes retos y oportunidades intelectuales.

Maestro, cultiva la buena semilla de la lectura en ese campo fértil que representan nuestros estudiantes. Asegura una generación que viva, ame y aproveche la lectura; asegura una generación lectora para el siglo XXI.


Copyright © GRUPO EDITORIAL NORMA S.A. 2007.
Powered by AXESNET S.A.

No hay comentarios:

Publicar un comentario