Follow by Email

miércoles, 9 de diciembre de 2009

El español que hablamos en Puerto Rico

Así se habla español acá

El “Diccionario Académico de Americanismos” recogerá léxico particular de los países de habla hispana en este lado del mundo

Por Tatiana Pérez Rivera / tperez@elnuevodia.com

Las palabras que usamos de modo muy distinto al español europeo estarán allí. También se comprometió la aportación de los indigenismos, los afronegrismos y hasta los anglicismos.

La manera en que habla la América hispana se reúne en el ambicioso “Diccionario Académico de Americanismos” que bajo la dirección de Humberto López Morales se presentará en Chile en marzo del 2010, en ocasión de la celebración del “V Congreso Internacional de la Lengua Española”.

Las 22 academias que adscritas a la Real Academia Española (RAE) han colaborado en este ambicioso proyecto que exalta la diversidad que mantiene vivo el español en la era de la globalización.

José Luis Vega, director de la Academia Puertorriqueña de la Lengua Española, destaca que este diccionario complementará el Diccionario de la Real Academia Española, el cual se concentrará en las palabras de uso general.

“El de americanismos recoge la sal y pimienta del idioma, la riqueza regional del español. Ahí está su fuerte, no sólo en las voces consagradas por la oficialidad sino en las palabras del pueblo; toda esa riqueza expresiva estará registrada”, dice Vega quien lleva una década al frente de la Academia local.

Cerca de cien mil palabras en el diccionario no sólo hablan de los significados que reciben en cada país sino que también describen aspectos sociológicos y hasta estilísticos.

“Pueden aparecer palabras de raíz indigenista, africana o de libre invención, pero también recoge palabras del español general que se usan en América de manera particular. Por ejemplo, espejuelos es una palabra que en España ha caído en desuso y en Puerto Rico está viva. A un español, que dice lentes o gafas, le suena rarísimo que acá se prefiera espejuelos”, explica el poeta.

Extranjerismos y anglicismos que no se utilizan en España, pero forman parte de nuestro hablar cotidiano además son considerados en la publicación.

Vega resalta que Puerto Rico estará “muy bien representado” no sólo por los términos sino también “en la veracidad o el rigor científico” de la investigación.

“Aquí hay una fuerte tradición lexicográfica”, resalta el académico, “desde las aportaciones de Augusto Malaret, los trabajos del Instituto Lingüístico de la Universidad de Puerto Rico o el “Tesoro Lexicográfico del Español de Puerto Rico”; tenemos muchas fuentes y muy importantes”.

La Academia local está representada por Amparo Morales, catedrática jubilada de la Universidad de Puerto Rico en Río Piedras, donde fue profesora y directora del Programa Graduado de Lingüística. Ésta además lidera junto a los especialistas Eduardo Forastieri y María Inés Castro la Comisión Lexicográfica de la Academia local. “Esa Comisión ha trabajado muy bien y ha tenido un equipo maravilloso de becarias”, subraya Vega.

Cómo será

La estructura del diccionario llevará al lector a encontrar la palabra seguida de sus acepciones para luego hallar las marcas gramáticas. “Al final tiene los países en los que esa palabra o acepción se emplea y ahí es que es importante cada Academia que propuso términos y realizó las revisiones”, manifiesta Vega.

Puntualiza que desde que en la década del 90 se encomendó este proyecto a López Morales -quien fue Sectretario de nuestra Academia entre 1980 y 1994- este “sueño de la lexicografía comenzó a hacerse realidad”.

Según explica la RAE en su página cibernética, en el 2004 las Academias acometieron la preparación del Diccionario. Sin embargo en el 2002, durante el XII Congreso de la Asociación de Academias celebrado aquí, se tomó la decisión de incorporarlo al proyecto lexicográfico integrado. Esto implica que todos los diccionarios en los que trabaja la Asociación comparten su base informática.

“Todas las Academias han trabajado este proyecto en igualdad de condiciones haciéndose cargo de su regiones lingüísticas. Puerto Rico no sólo se inserta en el proyecto como país sino que además está a cargo de la región del Caribe Hispánico”, resalta.

Sin apasionamientos, Vega define el diccionario como “impresionante” por su “diversidad y riqueza”. “En este mundo globalizado parece que las identidades están en peligro. Esta es una afirmación de las identidades lingüísticas de los países hispanoamericanos”, acaba.

No hay comentarios:

Publicar un comentario